Vivimos aprendiendo. Buscando el por qué de las cosas y tratando de entender de dónde venimos y hacia dónde vamos…pero hay cosas que aprendemos más tarde de lo que debiéramos. Algunas de ellas tienen un alto costo.

Nadie nace sabiendo. Cada día de nuestras vidas aprendemos algo nuevo, unas cosas más importantes que otras, sobre todo si las evaluamos en términos de efecto, de la consecuencia que tienen en nuestras vidas, del impacto en las metas y objetivos que nos proponemos, y sobre todo, de la poderosa influencia que tienen en los resultados que obtenemos.

Esas son las cosas invaluables, las que marcan nuestros destinos y el de muchos otros: ¿Cuántas veces nos sorprendemos a nosotros mismos diciendo “si sólo lo hubiese sabido antes”?




Parece ser un proceso que no podemos evitar, aunque sí lo podemos reducir. Por ejemplo, si estudiamos la experiencia de millones de inmigrantes que han llegado a Estados Unidos a través de los años, podríamos identificar muchos factores de éxito (trabajo duro y honrado, persistir en las metas, etc.), pero sin dudas llegaríamos a la conclusión de que el punto de partida, la clave y el verdadero combustible para el despegue, es Aprender Inglés…,o sea, estamos empleando la experiencia de otros para asimilar rápido una de esas cosas VITALES que nos ahorrará la dichosa frase con la que terminamos el párrafo anterior.

En medio de estas reflexiones, me he preguntado con frecuencia ¿qué es lo que más he tardado en aprender en la vida, qué es lo que me ha costado más trabajo entender, qué es lo que si yo hubiese sabido o entendido antes, hubiese cambiado mi vida en mayor medida y para bien? Hoy ya sé la respuesta. Sencilla, simple, pero extremadamente poderosa:

.

“RODEARME DE LA GENTE CORRECTA”

.

Me tomó muchos años encontrar esa respuesta. Siempre he tratado de ver lo mejor en cada persona y lo sigo haciendo, pero pasaron años para entender que la gente CORRECTA, no es la gente buena o mala por simple definición (quizás ante todo porque los términos “bueno” o “malo” sean con frecuencia muy relativos), sino aquella que mejor se aviene con mis intereses y objetivos en la vida.

Si mi objetivo en la vida es, por ejemplo, triunfar en el mundo empresarial, pues la gente “correcta” es la que ha triunfado en los negocios, los emprendedores, los que prueban una y otra vez sin fatiga ni descanso hasta que logran sus metas.




Si mi objetivo en la vida fuera triunfar en el mundo académico, la gente “correcta” serían maestros, profesores, investigadores de éxito… gente consagrada al estudio, la evaluación de ideas y tendencias…

Si mi objetivo fuese convertirme en un deportista famoso, entonces la gente “correcta” es… bueno, queda claro que no serían algunos amigotes del barrio en que nací, cuyo movimiento más enérgico era mover las fichas del dominó y su mayor esfuerzo era mentarse las respectivas abuelas cuando uno no ponía la ficha que esperaba el otro.

.

…Y lo más interesante de todo es, que luego de aprender esto, aún te toma mucho tiempo entender que tu siguiente y URGENTE paso, es RODEARTE lo más posible y lo antes posible del tipo de gente que necesitas.

.

Dado que las redes sociales están plagadas de carteles con frases motivacionales, hoy casi todos ya sabemos que rodearnos de gente negativa, que se la pasa quejándose de su destino sin hacer nada para cambiarlo, no nos beneficia en nada. Son aquellos hábiles portadores de esas tijeras “mágicas” siempre listas para cortar alas. Son aquellos adivinos cuya esfera del futuro sólo predice calamidades, fracasos y tormentas… y que con tremenda convicción te espetan: ¿Por qué te metes en eso, si de todas formas no te va a salir?… ¡No vas a poder…, nadie ha podido antes!

Pero no basta con alejarse de estos personajes. Hay que ser PROACTIVOS. Necesitamos acercarnos a toda marcha a la gente que para nosotros es la CORRECTA. La que nos inspira, la que nos traza pautas, la que nos enseña por dónde ir y nos muestra que equivocarse es sólo parte del camino al éxito.

Rodearte de aquellos cuya incidencia positiva en nuestras metas y objetivos nos puede ayudar no sólo a ajustar el rumbo de nuestras vidas, sino a llegar más rápido al puerto ansiado, debe ser PRIORIDAD # 1 en tus planes de corto plazo.

* Haz una revisión exhautiva de la gente con la que te reunes, de los que llamas amigos (en la vida real, en Facebook y el resto de las redes sociales)… y depura lo más que puedas. Aléjate de los que te frenan, los que no se avienen a tus intereses, los que constantemente hablan (o “postean”) cosas que nada tienen que ver contigo, que te hacen perder tiempo y contribuyen a hacerte miserable la existencia. ALÉJATE DE ELLOS. No es fácil, pero es posible.

* Ahora el segundo paso vital es la “calidad” y no la “cantidad” de tu círculo de amigos y conocidos. Haz una lista de todos aquellos que más se avienen con tus metas e intereses y ponte en contacto. Inscríbete a boletines que estén a tono con lo que quieres lograr, incorpórate a grupos (reales y virtuales) que realmente hagan la diferencia. Participa sólo de aquellos eventos donde estén o se reunan con frecuencia ESAS personas que de verdad te importan.  

En el camino al éxito (a la paz mental, al logro de tus metas…) tendrás que hacer muchas cosas y dar muchos pasos. Quizás el más importante de ellos sea RODEARTE DE LA GENTE CORRECTA.

Y lo mejor de todo es que puedes comenzar ahora. No pierdas tiempo. Toma acción. Empieza conmigo. Bórrame de tu lista de Facebook, Twitter or Linkedin si lo que yo publico o proclamo no te aporta valor. O haz un simple clic en “follow” y sígueme en Facebook y/o subscríbete a mi Boletín. Haz lo mismo con el resto de las personas que conoces (o no conoces, pero necesitas acercarte a ellas) durante lo que queda de este mes y el siguiente. Entonces regresa a esta página y dime cómo te ha ido, cómo está cambiando tu vida, qué estás aprendiendo y cómo estás avanzando.

.

Te apuesto un buen café a que me tendrás buenas noticias.

Dr. Manuel Tejeda

Dr. Manuel Tejeda

Consultor especializado en Pequeños Negocios. Diseñador Web, Experto en SEO y Mercado Hispano, que usa WordPress y Marketing Online para ayudar a cambiar el mundo. Director de NEO Citizens Consulting.

Gracias por estar aquí Y por tus comentarios. Si te gustó, sígueme en las redes sociales.