Las Estafas de Empleo a la Orden del Día

Las hienas fabricantes de las estafas de empleo están al acecho de la siguiente víctima. ¿Serás tú el próximo que caiga en las garras de los falsos mercaderes de esperanza, de esos que lucran con una de las necesidades más básicas del ser humano: la necesidad de empleo?

Aunque entre el 2008 y el 2016 el mercado laboral ha venido teniendo una recuperación gradual y progresiva, aún  persiste la demanda por más empleos de calidad y a tiempo completo. Para muchos emprendedores y dueños de pequeños negocios no queda más remedio que comenzar sus proyectos a la vez que mantienen sus empleos.

En algunos estados se dice que hay un poco más de oportunidades, pero lamentablemente no se puede hablar de una bonanza de trabajo. La avaricia corporativa, la sustitución de empleos por robots y las crisis económicas afectan a millones de hombres y mujeres a lo largo y ancho de todo el país, y muy especialmente a la Comunidad Hispana.

A la dura realidad de la insuficiencia de trabajo se suman las Estafas de empleo, o su modalidad quizás más peligrosa: la espeluznantemente “brillante” manipulación de la verdad que hacen algunos, para burlar la ley (es muy difícil que los puedas demandar y mucho menos ganarles un juicio) y privarte de tu dinero, tu tiempo y tu información.

Entre los métodos y “modus operandi” de esos sobresalientes alumnos de George C. Parker (quien se dedicaba a vender sitios turísticos neoyorkinos como el Museo Metropolitano y la Estatua de la Libertad, y quien por espacio de dos años estuvo vendiendo el Puente de Brooklyn nada menos que dos veces por semana) se cuentan los siguientes:




* Publican ofertas de empleo que te invitan a llenar un formato con mucha información confidencial: nombre, dirección, Número de Seguridad Social, fecha de nacimiento, y hasta la referida a tus cuentas de banco y/o tarjetas de crédito. Una vez tienen esa información en su poder la utilizan para robarte la identidad o para hacer compras fraudulentas con tus tarjetas y líneas de crédito.

* Similar a la anterior, pero estos no hacen tanto énfasis en la información financiera, sino en la demográfica (hijos menores en la casa, hábitos de consumo, etc.), pues lo único que quieren es vender esta información a empresas de marketing que luego inundarán tu buzón de correos con publicidad no solicitada.

* Los que se han convertido en magos de la persuasión (bueno ese calificativo los incluye a casi todos) y te presentan de forma brillante múltiples posibilidades de “Trabajo en casa“, y después que te tienen super motivado, después que ya han sembrado en tu cerebro la imagen de los muchos miles de dólares que vas a ganar con esa “increíble” (única palabra verdaderamente cierta en su discurso) oportunidad, es que te dicen que para lograr todo eso tienes que comprar primero su Libro-Reporte-Video-Curso, que te “abrirá las puertas de la tierra prometida“.

* Los que primero colocan una oferta de trabajo, indicando requisitos serios y bien expresados, con un salario creíble y unas posibilidades de crecimiento que dependen de tu gran desempeño; y se vuelven geniales en permitirte “descubrir” que aunque es difícil, tú eres uno de los que puede lograrlo… luego te llevan a una reunión colectiva con un motivador profesional que no sólo te dibuja con flores y sonido de tambores tu ascenso en la compañía, sino que te lo presenta de tal forma que si se te ocurre cuestionarte alguna cosa, quedas como el tonto de la clase, como el que no quiere avanzar, el que no es capaz de luchar por una meta grande…

Al final, te enteras que tienes que comprar el Kit inicial de trabajo (a veces incluye una maletita barata, un pliego de hojas “instructivas” y algunas muestras) y sólo ahí te enteras que vas a pasar un período de prueba con la compañía donde no te pagan nada y durante 90 o 120 días vas a estar promoviendo su dichoso producto, con la esperanza de vender algo para ganarte una comisión… claro, con el entrenamiento que recibirás vas a poder vender miles“, “millones de sus inigualables productos y ganar fabulosas sumas, además de unos bonitos títulos de su querarquía empresarial.




* Y he dejado para el final una de las “joyas de la corona”: las estafas que se relacionan con que logres un trabajo en una de las grandes corporaciones gubernamentales o privadas, como es el caso de USPS, el servicio postal estadounidense. Estas van desde las más burdas, que te piden que les envíes un pago de $20 o $25 por obtener la Guía de Orientación para Lograr el Empleo (que puedes bajarte gratos haciendo click en el enlace), hasta las más sofisticadas.

Ese es el caso de Postal Job Placement, que tiempo atrás inundó de anuncios los espacios de Google Adsense (es muy posible que veas alguno en este mismo sitio) y cuyo sitio web resulta una obra de arte motivándote a lograr un trabajo en el Servicio Postal (nada menos que comenzando a $21 la hora) y “guiándote” por un proceso, cuya parte más importante es que les tienes que hacer un depósito “reembolsable” de $70 dólares para poder hacer el éxámen que te garantiza la entrevista para el puesto.

Son tan “buenas” personas que si no tienes los $70, te permiten hacer tres pagos de $25… el problema comienza cuando trates de obtener tu dinero de regreso, como puedes ver en las 21 quejas que constan en el Better Business Bureau, para no hablar de la casi imposibilidad de que por esa vía coonsigas el puesto.

Lo peor de estos casos, y de estas muy “sofisticadas” estafas de empleo, es que han estudiado cada palabra que ponen en el sitio y cada una de las que dicen en sus videos no sólo para llevarte por el camino que te tienen preparado, sino además para estar cubiertos legalmente ante una posible demanda.

Estamos convencidos de que hay que utilizar en mayor medida todos los canales a nuestro alcance, incluyendo las redes sociales para desenmascarar a quienes no tienen reparos en privar a las personas desempleadas de los pocos fondos con que cuentan. Ellos inventarán nuevos métodos, pero aun así podemos ganar: somos más, y somos mejores que ellos.

Dr. Manuel Tejeda

Dr. Manuel Tejeda

Consultor especializado en Pequeños Negocios. Diseñador Web, Experto en SEO y Mercado Hispano, que usa WordPress y Marketing Online para ayudar a cambiar el mundo. Director de NEO Citizens Consulting.

Gracias por estar aquí Y por tus comentarios. Si te gustó, sígueme en las redes sociales.